Calidad de las puertas: Puertas lacadas

Existen de siempre y en la actualidad conservan un posicionamiento elevado dentro de las opciones para cocinas, baños y el hogar en general. Las lacas son versátiles, duraderas, reparables y con acabados impecables en cualquiera de las opciones de acabado. Son la opción primera en muebles de autor y de carpintero.

Según fabricante los tableros bases de puertas y frentes son de aglomerado de partículas, DM o DM hidrófugo de mayor dureza y estabilidad que el normal. Sobre superficies lijadas y sin desperfectos se aplican capas de imprimación a las cuales se les añaden las de acabado. Por lo general resinas vinilicas, acrílicas y al poliuretano ofrecen acabados excelentes y durabilidad en el tiempo. Al igual que otros tipos de puertas la calidad viene dado finalmente por el espesor de capa de laca y claro la tecnología empleada que evite polvo en superficie, imperfecciones por excesos de pintura.

USO RECOMENDADO: Puertas y frentes de cajones en todo tipo de mueble del hogar, incluidos los baños y las cocinas. Se recomienda en conjuntos que los laterales vistos sean igualmente lacado. Es por estética, pero también por durabilidad de todo el mobiliario. Aun cuando durante un tiempo se desconfiaba de la laca la vida la ha puesto en un lugar alto. Una vez estrenado el baño o la cocina son muy duraderas,y estables en el tiempo. Aún cuando pueden repararse y lacarse de nuevo esto es muy poco demandado. Es optima donde hemos indicado y en muebles del hogar como salones o habitaciones su uso en encimeras no da problemas.
MAL USO DEL LACADO: Trabaja mejor como material en vertical que en horizontal. Por sus características no se recomienda para encimeras o sobres de mesas. En zonas en las que se emplean productos químicos se debe consultar previamente
¿DESCONFIAR? Pues si, y no poco. Como todos los materiales modernos, el proceso de ahorro material acaba con cualquier solución. La laca no es una excepción. Si nos bajan el espesor de la capa de laca y nos ponen lacas de baja calidad estamos ante un problema. En puertas y frentes debemos verificar un truco de calidad muy sencillo. Una puerta roja, o verde o azul: debe estar lacada por todos los lados. Si la puerta esta lacada solo por delante y el otro lado nos dicen que es melamina mal asunto: yo desconfiaría mucho. Cuando la puerta esta integralmente lacada es más difícil sea muy mala. Siempre podemos ver en los agujeros de herrajes y bisagras con que espesor esta cubierta la puerta. Ya no se hacen espesores entre 0,5 y 1,5 mm, pero al menos que de la sensación de que estamos ante una capa algo gruesa de 0,3-0,4 mm.

En muebles del hogar y de cocina sin tiradores la laca no funciona bien en el tiempo, si no cuenta con algún tipo de uñero metálico yo no lo recomiendo salvo que sea un fabricante de máximo nivel.

Imagen: Cocina Febal, modelo SAND by Alfredo Zengiaro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *