Decoración personal, las paredes

Un piso a estrenar es como una hoja en blanco, buen gramaje, textura, un pliego magnifico, pero al que le falta nuestras vivencias, nuestros sentimientos. Cuando se decora un piso en muchos casos se comete el grave error de duplicar en nuestra casa una tienda de decoración, o incluso una oficina o hasta un hospital. El error es común y fácil de resolver, nosotros mismos tenemos todo lo necesario para lograr que cuando abramos la puerta de casa entremos en nuestro querido mundo, único, a nuestro gusto, costumbres y antojos….

Hace muchos años cuando empezábamos a trabajar en España tuvimos un cliente donde debíamos lacar unas puertas. Nos llamo la atención la esmerada decoración del salón, impecable, cada cosa en su sitio, milimétricamente calculado. La duda me vino cuando en un magnifico escritorio vi desplegados varios tomos de libros antiguos, un mapa e incluso una lupa sobre este. No era decoración, era una escenografía, aquella persona no podía vivir el espacio salvo que le diese ilusión tener aquel espacio así decorado.

Una casa personal

Un detalle importante en la casa es el estilo que mejor nos va con nuestras vivencias, gustos. De ello partirán decisiones hacia el tipo de mobiliario, colores e iluminación.

Una pregunta importante cuando vamos a decorar el nuevo piso es ¿que llevaremos a él de las cosas que tenemos? Esto contempla muebles, recuerdos, objetos, luces, en fin hasta cazuelas. Estas cosas en muchas ocasiones un buen comienzo para introducir en la decoración lo nuestro

No es necesario tirar todo lo anterior, no, en muchos casos combinaran muy bien con lo nuevo o haciéndoles una pequeña modificación se unirá a la familia.

La iluminación

Muchas veces descuidada, es parte de nosotros mismos. Hay personas que quieren siempre mucha luz, otros no tanto. En espacios como la habitación y el salón la iluminación suele ser muy personal. Junto a una iluminación técnica para cuando se limpia puede haber una iluminación más indirecta, sutil de ambiente que este acorde con nuestras sensaciones.

En el mundo actual de la luz LED no debemos tener miedo ante la nueva técnica. Tenemos que defender nuestros gustos. En LED existen todas las bombillas actuales y otras nuevas, existe color de la luz que nos permite ambientes muy cálidos y otros muy limpios y claros.

Un espacio para la intimidad

 Si algo debemos evitar en decoración es replicar en casa una tienda de decoración o una oficina. En estilos minimalistas este error es común y para ello existen muchas trampas para resolver la frialdad de los espacios o mas intangible esa falta de nosotros mismos. Todo parte que en casa somos nosotros mismos y si es necesario solo la visitaran los más cercanos. Es una tierra a la que no debemos renunciar y esto cambia mucho el enfoque de que poner en ella.

Existe la casa que se vive y el matrimonio adapta por años los espacios para que los niños puedan ser niños y jugar, pizarras para que emborronen, etc. Existen casas para mostrar estatus y condición social, en este caso las cosas bien puestas con detalles de vanguardia, de nuestra posición pueden ser muy importantes.

Las paredes hablan

Es lo más importante en una casa, sus paredes que están en todas partes. Algunas paredes cumplen funciones al alojar armarios y otras cosas. Otras paredes están ahí cada día y noche y pueden estar desnudas, ningún delito, Pero las paredes son el mejor aliado para que la casa sea muy personal y forme parte de nuestra existencia.

Un buen enfoque para un piso moderno es establecer un color general para todo el piso, a ser posible claro para que de libertad decorativa. Luego pueden aparecer colores fuertes, contrastantes, papeles pintados que nos ayuden a buscar acentos, ambientes más agradables, etc. De que colores estamos hablando en este comienzo de siglo estamos en la época de los blancos rotos con gran diversidad y los grises que son el nuevo blanco. En contraste con estas gamas, la carpintería de madera en blanco o maderas calidas serán un buen inicio.

Una casa con sen

Un cliente recién divorciado quería que el nuevo piso tuviese un conjunto de exigencias, pero sobre todo que pareciera un hogar, un piso con arraigo y familiar. El quería que los fines de semana que su hija lo visitaba se sintiese en casa, plena. Esta tarea aparentemente sencilla llevo conocer mas a la persona y ella colaboro. Muchas fotos de familia montada en cuadros disimiles en formas, tamaños y dimensiones lograron una calidez agradable. La diversidad nos hablaba de distintas épocas, tiempos distintos, vivencias que esta persona había compartido con su hija y otros familiares.

Un aspecto que también se incluyeron en la decoración fue el hobbies de esta persona, el ciclismo y bicicleta y un espacio para ella fue considerado. También se montaron detalles de viajes realizados con fotos ampliadas y llegamos a completar el sen del piso con gustos personales de esta persona preparando sus pinturas favoritas donde se encontraba Modigliani y por que no también su trabajo del cual estaba muy orgulloso y que junto a su hija formaba parte de su vida.

El cuño definitivo para este piso fue incluir junto a muebles y detalles muy modernos cosas antiguas, el llamado vintaje que nos dice que el espacio no es perfecto, es humano y ese es su valor. Una visita a tíos, abuelos, etc. nos puede ayudar a decorar el piso. Si nos dejan algunos elementos que nos traigan recuerdos se unirán a lo nuevo y moderno en plena armonía. Una jarra, una silla, etc.

Como usar las paredes

Como hemos dicho, muchas paredes tendrán un color general que nos permitirá tener un entorno agradable, cotidiano y sobre todo nuestro. Este color o cualquier otro no deben replicar colores de espacios públicos, oficinas de trabajo, etc.

Ahora bien, en ocasiones existen paredes largas, espacios especiales que al mirarnos nos piden mas, quieren ser parte de nosotros. Para estos casos una primera opción de éxito es llevar a estas paredes fotos, dibujos, imágenes de nosotros mismos, de la familia, de viajes, cosas que nos gustan, nos motivan. Dentro de ello puede estar hasta la portada de un libre inolvidable, del disco que nos transporto a nuevos mundos. El tamaño no es problema, hoy es económico reproducciones que nos dejaran orgullosos. Lo importante es crear conjuntos no vistos y para ello esto se planifica en tamaño, formas y estilos de marcos. Luego viene el arte de cómo ponerlos en conjuntos ordenados, con un desorden lógico, en línea, etc.

A las fotos también las podemos llevar a tamaños mayores como pósters y ser colgados como una sola pieza o la misma imagen como díctico o tríptico. Si se le da el arte de llevarlo a blanco y negros, imágenes con alguna dinámica mejor.

Otra forma es vestir las paredes con diseño y decoración. Las pinturas, formas y figuras que nos gustan. Un detalle importante es escarbar un poco y no llevar a casa nada de lo que veamos en IKEA u otra tienda. De estos orígenes no mas de un 10% de lo que pongamos. ¿Qué es importante? Pues lo evidente y con sentido común. Si pongo un Girasol de Van Gogh es porque me gusta mucho muchísimo, no para que piensen que soy culto. El arte decorativo desde que se invento ha sido para recrear nuestros sentimientos y esta es la regla de oro. Tendré en casa lo que me gusta, lo que me transporta a experiencias, vivencias que me traigan buenos recuerdos, sensaciones y un largo etc. Pueden ser evidentes o más sutiles. Tal vez no pongo ese viaje a República Dominicana, sino el ala del avión que me llevó allí. Cada uno sabe sus cosas

Muchas opciones

Las galerías que les traigo tienen soluciones para todos los gustos y con diferentes materiales. Después de las fotos, los cuadros y pósters están los recubrimientos múltiples que dan textura, color, etc. Un gran aliado son los papeles pintados. No los de siempre, los de ahora que se disponen en una o dos paredes, con una idea de decoración que acentúa el espacio. De moda están ahora los motivos geométricos de los años 60 y 70 pero con nuevos colores y más grandes. En la galería se pueden disfrutar muchos motivos tradicionales rediseñados con mucho gusto. Se añaden papeles pintados que solo llevan textura, que sutiles nos llevan árboles dentro de la casa o imágenes tridimensionales bestiales que puede poner una cascada dentro del salón. No opino si ponerlo o no, para gustos, colores y la intimidad es muy importante.

¿Que permiten las luces modernas? Pues acentuar efectos en paredes y una combinación de cuadros o papeles pintados con luces en foco son muy agradables de ver. También existen ahora en diseños de vanguardia paredes que se texturan mediante plafones o papeles pintados y que permiten incorporar líneas sutiles de las nuevas luces LED

Un espacio especial para Pintar sobre Pared

Además de todo lo visto una pared puede recibir directamente la pintura de diseño gráfico y como un lienzo ser pintada con motivos geométricos, de la naturaleza, orgánico. Mucho éxito se logra también en dibujar sobre una pared específica cuadros famosos de la era moderna. Son cuadros con colores lisos y formas geométricas peculiares y que en casa es un verdadero lujo. En mi experiencia personal es lo más. He pintado paredes con Mondrian, el Rey de las líneas y paredes con los grandes formatos de Ellsworth Kelly que con formas geométricas nos lleva a un nuevo espacio. Luego dibujos geométricos diversos con el mismo objetivo.

En casas con niños una pared pizarra  durante los años de la niñez es muy importante y nos ahorrara ir limpiando todo el piso, ya los niños tienen su espacio para dar rienda suelta a  sus ideas… ¿donde? Pues en la cocina, en sus habitaciones o donde juegan. Donde las hemos puesto han sido un éxito, luego las hemos visto en otras casas y al preguntar todos coinciden en que es una buena idea. Pasada esta época de los peques una mano de pintura elimina el invento.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *