Horno elevado, la solución a la columna

En años anteriores el horno solía ponerse debajo de los fuegos como solución casi universal. Con la aparición de la cocina de islas el horno se sitúa a día de hoy el horno en una columna buscando una altura optima para cocinar. Ha quedado olvidada la solución del horno elevado que tiene muchas ventajas. En esta entrada un caso para ofrecer alternativas.

Cuando ponemos el horno en una columna optimizamos dos cosas: por un lado podemos hornear a una altura perfecta y podemos utilizar un horno moderno de extracción o de puerta de forma segura. Por otro lado podemos disponer debajo de los fuegos unos cestos que permiten disponer cubiertos, enseres de cocina, cazos, sartenes, etc.

Desde el punto de vista ergonómico el horno bajo los fuegos es muy incomodo y en ocasiones hasta poco seguro. Si sacamos el horno del área de fuegos y lo ponemos en una rea de columnas pero estas están alejadas ya no es tan buena la solución.

Elevar el horno

Se trata de situar el horno en un armario de mayor altura que el resto de la cocina. Según el fabricante de muebles de cocina suele ser 20 a 25 cm mas alto. Esta diferencia hace que el horno ya entre en la franja de alturas ergonómicas y genera debajo de él de un volumen muy útil para cajones o cesto. En esta alternativa la encimera sube en esta zona a un alto perfecto para disponer muchas cosas, preparar alimentos y otras opciones.

En este caso estamos ante una cocina lineal que no permitía disponer una columna de horno sin perder el área de encimera que la dueña deseaba. Como podemos ver estamos ante una distribución de triangulo de cocción perfecto, área en la encimera para trabajar. El elevado numero de cestos y cajones permiten una cocina super cómoda, de gran capacidad y donde todo estará muy organizado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *